Cómo conseguir tus objetivos

objetivos

Detrás del establecimiento y la consecución de los objetivos existe toda una ciencia que abarca desde el momento en el que visualizas, de forma casi imperceptible, por primera vez el objetivo a cumplir, hasta el momento en el que lo consigues.

Pero desde el punto de partida hasta la meta, existen muchas fases intermedias que no debemos ignorar si queremos arribar con éxito a nuestro destino.

En este post vamos a averiguar por qué olvidamos estas fases intermedias que acabo de mencionar, cómo plantearnos la consecución de objetivos de forma efectiva, y también veremos algunos recursos que nos van a ayudar a conseguir nuestros objetivos.

¿Por qué no consigo mis objetivos?

Una de las razones por las que no conseguimos lo que nos proponemos es que vivimos en una sociedad en la que desde pequeños nos han ido metiendo en la cabeza que tenemos que aprobar todas las asignaturas del colegio (y con buena nota), ir a la universidad, estudiar una carrera “con futuro” (si es que eso sigue existiendo) y luego encontrar un trabajo en el que ganemos dinero para vivir cómodamente y sin problemas.

El problema es que nadie nos ha enseñado a hacerlo.

¡Ojo! No estoy diciendo aquí que los niños no tengan que estudiar o que no debamos de ir a la universidad. Lo que quiero que entiendas es que, cuando nos ponemos a estudiar (por seguir con el ejemplo) lo hacemos a lo loco, sin planificación previa y sin plantearnos objetivos SMART (esto lo veremos más adelante).

Errores en el establecimiento de objetivos

¿Cuántas veces te has planteado en Año Nuevo y en septiembre ir a inglés y al gimnasio? ¿Cuántas veces lo has conseguido? Probablemente ninguna.

Pero no te preocupes, no eres la primera persona del mundo a la que le pasa, ni vas a ser la última.

El problema es que queremos conseguir mucho en muy poco tiempo. Queremos abarcar demasiado (ir al gimnasio, aprender inglés, y ya que estamos otro idioma, dejar de fumar, abrir un blog, comer mejor, madrugar más, etc) en muy poco tiempo.

El otro día oí esta frase en el documental que Netflix ha sacado sobre Tony Robbins, y que dice: “La gente sobrevalora lo que puede hacer un año, pero infravalora lo que puede hacer en una década”.

Brutal, ¿no? 

Truth. @tonyrobbins

A photo posted by Pepe García (@pepe_gar) on

Cómo plantearse objetivos de forma correcta

Es muy conocida la técnica SMART para plantearse objetivos de foma correcta. SMART es el acrónimo de (eSpecíficos, Medibles, Alcanzables, Realista y Tiempo). Vamos a verlo más despacio:

1) ESpecíficos: se trata de, como su propio nombre indica, ser capaces de especificar todo lo que se pueda el objetivo. No sirve: “voy a fumar menos”. La forma correcta de hacerlo es: “voy a fumar cada semana 5 cigarros menos al día que la semana anterior”.

2) Medibles: otro factor muy importante. Un objetivo medible es un objetivo que se puede medir, al cual se le puede hacer un seguimiento de su evolución. Siguiendo con el ejemplo anterior: si esta semana fumas 150 cigarrillos, la semana que viene serán 145, la otra 140, 135 la siguiente, etc. Hasta llegar a 0 cigarrillos. 

3) Alcanzables: los objetivos deben estar al alcance de la persona que se los propone. No te conozco, pero te creería muy poco si me cuentas que tu objetivo es ganar a Usain Bolt en 100m lisos en los próximos Juegos Olímpicos. Por el contrario, seguramente sea más sencillo de alcanzar el plantearte acabar una carrera de 10 kilómetros por debajo de una hora, si entrenas 3 meses siguiendo un plan de entrenamiento específico para tus condiciones.

4) Realista: es importante saber distinguir un objetivo realista de uno alcanzable. Imagina que una persona de 40 años que no ha corrido nunca quiere acabar una maratón (42 km corriendo). Es un objetivo alcanzable, dado que muchísimas personas en el mundo corren maratón y lo terminan sin problemas. Pero, a su vez, es un objetivo poco realista porque si esta persona no ha corrido nunca, es preferible que establezca su objetivo primero en los 5 km, luego en los 10, y así sucesivamente.

5) Tiempo: el objetivo debe tener fecha de caducidad. Esto significa que tenemos que poner una fecha para el cumplimiento del objetivo, porque si no lo hacemos es muy probable que lo acabemos dejando poco a poco, hasta que nos olvidemos por completo por él. Por esta razón muchas personas llevan 5 Años Nuevos queriendo apuntarse a inglés y aún no saben hablarlo. 

Imaginemos que tienes el nivel B1 y quieres conseguir el B2. Un planteamiento SMART para mejorar tu dominio del  inglés sería: apuntarme a una academia de inglés dónde preparen para el examen B2, 3 días a la semana durante 6 meses; ver 1 capítulo de mi serie favorita en inglés con subtítulos en inglés cada día; leer un libro en inglés al mes, adaptado a mi nivel.

No hay que ser súper estrictos, ya que se pueden incluir muchas variaciones del procedimiento a seguir para cumplir el objetivo en cuestión. Pero lo importante es que reúna los requisitos para ser un objetivo SMART.

objetivos

Ingrediente extra para conseguir tus objetivos

Antes de despedirme de ti, me gustaría darte un ingrediente extra para ayudarte a conseguir tus objetivos, y además proporcionarte una herramienta que te ayudará con lo que te voy a contar.

Se trata de fraccionar el objetivo global en objetivos más pequeños, y premiarte cada vez que consigas uno de ellos.

¿Por qué? Por la sencilla razón de que podemos ver un objetivo como algo demasiado grande y que acabemos tirando la toalla. En cambio, si lo vemos por trozos pequeñitos, es más seguro que vayamos consiguiendo estas pequeñas metas. ¿O acaso es lo mismo ver un chuletón de buey visto entero que cortado en trocitos? 🙂

Por ejemplo: si quieres adelgazar 10 kilos en dos meses, igual con el paso de las semanas se te antoja como un objetivo demasiado ambicioso. En cambio, si cambias la perspectiva, y te propones adelgazar 1,5 kgs cada semana, al cabo de dos meses habrás adelgazado no sólo 10 kgs, sino 12. Tiene sentido, ¿verdad?

Igualmente importante es premiarte cada vez que alcances cada una de estas pequeñas metas, para no desmotivarte por el camino. ¡Que el cerebro es muy listo!

Y no me quiero despedir de ti sin recomendarte una herramienta que he visto que me ayuda un montón a la hora de establecer mis objetivos diarios, y también de cumplirlos, por supuesto. 

Se trata de Momentum, una extensión para Chrome con la que, cada vez que abres una nueva pestaña, te aparece una fotografía de un paisaje espectacular, acompañada de una frase motivante en inglés, un espacio para que pongas tu objetivo más importante del día y un cuadradito debajo a la derecha para que escribas tus objetivos que quieres conseguir ese día. 

Te dejo un pantallazo de mi pantalla para que veas de lo que te hablo:

objetivos

Espero que este post te sirva para darle una vuelta a la forma en que te planteas tus objetivos. Te animo a que me dejes un comentario si tienes algún objetivo que te cuesta conseguir, y podré ayudarte encantado.

¿Qué te ha parecido este post? 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)

Loading...

3 ideas en “Cómo conseguir tus objetivos

  1. Pingback:Las 10 razones por las que no consigues lo que te propones - Blog de Pepe

    • Pepe Autor de la entradaResponder

      Qué alegría Patri!

      Maravilloso es tenerte a ti como lectora!

      Mil gracias por el comentario, espero que todo te vaya muy bien!!

      Un besazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *